ALL THE MAN FOR PRESIDENT

COLUMNA ACERTIJOS

LUNES 27 DE JULIO DE 2015

Gilberto Haaz Diez

 

*De André Malraux: El discurso con el que abrió la campaña electoral, luego de la renuncia de De Gaulle a la presidencia, con esa frase profética: “Qué extraña época, dirán de la nuestra, los historiadores del futuro, en que la derecha no era la derecha, la izquierda no era la izquierda, y el centro no estaba en el medio”. Camelot

 

ALL THE MAN FOR PRESIDENT

 

En el Consejo Político Nacional del PRI, el sábado pasado, como en los viejos tiempos imperiales, el presidente Peña Nieto llegó a ese sitio que ha visto triunfos y dos derrotas dolorosas, una cuando llegó el vaquero con botas y su Martha del alma, la otra con Calderón y el calderonismo, y muchos triunfos. Apenas en 2012, cuando apareció un papucho de papuchos, que venía con la aureola de guapo y joven, Enrique Peña Nieto les devolvió la corona abollada, como cuando Gengis Khan se las arrebató a los chinos, que querían gobernar el mundo, claro, aquellos con violencia, aquí con el peso del voto por voto, casilla por casilla. Son eventos faraónicos, que mucho gustan a los gobernantes, para eso se hacen. Se originan en todo el mundo, lo hace Francia y lo hace Obama con los suyos. Aquí, solo una vez un presidente priísta, que odió al PRI, Ernesto Zedillo and Procter anda Gamble, aplicó la ‘sana distancia’, cada que lo invitaban a un acto de su partido, decía fúchila. No voy y no voy, y no iba. Entregó la presidencia porque así lo quiso y el mundo ya no volvió a ser igual. Había dinosaurios a montones. El gabinete en pleno (así se dice), todos de rojo, color del partido. Dos fotos circularon, una la envió Othón González Ruiz, comandante en jefe del portal www.elgolfo.info, era Javier Duarte de Ochoa con Roberto Borge Angulo, que hermanaron Quintana Roo y Veracruz, alguna vez estos tres tristes tigres se fueron a una Serie Mundial, cuando eran gobernadores electos, allí forjaron una amistad eterna. Atrasito de esa foto se ve al diputado plurinominal veracruzano, no, sonorense, pero palomeado por su jefe Duarte, Enrique Jackson Ramírez, que fue a cuadrarse al patrón. La otra que circuló fue la del exgobernador Fidel Herrera Beltrán, se le ve cuando el presidente Peña Nieto apunta el dedo al pecho, y le dice: “No me he olvidado de ti”, además, lo felicitó por la mapacheada en Oaxaca, donde como delegado del PRI nacional ganó 7 de 11 diputaciones federales, ya ven ustedes cómo es Fidel en elecciones. Aplica la magia de Harry Potter. Fidel ocupaba dos asientos, el de exgobernador y delegado. Bueno, eso se vio y mucho más. El PRI va a cambiar al presidente del partido, y ya suenan los nombres. Beltrones a dos pasos, Gamboa por igual. Videgaray y Osorio y demás jefes del Gabinete, firmes mientras se escuchaba el Himno Nacional Mexicano. Unidad para la transformación, le llamaron. El mensaje presidencial fue el de no se aceleren, el 2018 está lejano. Quién se mueva no sale en la foto, diría el ínclito.

 

LOS TIBURONES ROJOS

 

Tarde de viernes, viernes botanero, decían los comentaristas de TV Azteca, la tele que tiene la señal de Los Tiburones Rojos de Veracruz. Hacia buen rato que no veía un juego completo. Muchos de ellos aburren. Desde que se nos pegó la mala costumbre de ver a Barca y Real Madrid y a los ingleses y alemanes, cuando vemos al Piojo y sus desfiguros, dan ganas de zapear la tele, cambiar de Canal, como dice la casi expulsada Laura Bozo, desafiante la mujer: ‘quien no quiera ver mis porquerías, que le cambie de canal’. Ay sí. El juego de los Tiburones comenzó con cadencia. Tomaron ritmo y ganaron dos a cero. Hasta el tronco de Julio Furch anotó su gol, va a ser campeón goleador, es un tronco pero anota. Van en buen camino y el electo diputado federal, Fidel Kuri Grajales, dice que desde el Congreso va a luchar porque, con fondos federales, se haga un nuevo estadio en Veracruz-Boca del Rio, que bastante falta hace. Inauguró TV Azteca unas tomas aéreas, Camp no sé qué, le llamaron, donde se veía esplendoroso. Se fue la luz un rato, eso porque Víctor García Trujeque, dirigente de los electricistas, no fue al estadio, pero se hizo la luz pronto y Tiburones dejó buen sabor de boca. Los comentaristas decían que Veracruz, como jugó, va a ser casi imbatible en su casa. Reynoso debe cuidar que en casa no se pierda. Me gustó el portero de Chivas, sin él hubieran caído dos goles mas, y pregonaban los mismos locutores que en el campo había cinco campeones juveniles de los olímpicos, que son quienes deben estar en lugar de los maletas de El Piojo, que como son sus cuates de El América, los alinea porque los alinea, aunque sean unos bultos. En ese juego de Panamá, hasta Maradona metió su cuchara. Se fue contra las ratas de Concacaf y contra México, cuando México no tiene la culpa de esos arbitrajes: “Me solidarizo con los jugadores de Panamá. El partido debería volver a jugarse y echar al árbitro. La transparencia sigue brillando por su ausencia desde el Mundial de Italia 90, donde el mexicano Codesal nos robó a todos los argentinos”, dijo. Es muy cierto eso, en aquel Mundial Codesal pitó mal y los eliminó. También #No era penal. Pero olvida Maradona, y se lo recordaron por Twiter, que él es un tramposo, le recordaron su cochina manita, que decía había sido de Dios. O sea, el que esté libre de culpa que arroje la primera piedra, decía el Patrón. Al fútbol le falta la repetición instantánea, como existe en otros deportes. Checarla y afirmarla o anularla. Con eso. Los locutores por allí, para bien de Veracruz, promocionaban las Fiestas de Santa Ana del Chikiyunes en Boca del Río, donde un filete relleno de mariscos, de 100 metros, dio vida a 5 mil tragones. Bien.

 

IMSS JON REMENTERIA SEMPE

 

Hace buen rato que no veo al Delegado del IMSS en Orizaba Veracruz-Sur, él anda ocupado y yo en lo mío. Solemos desayunar de vez en cuando. Pero lo espío en la prensa, ahora asegura que en el Instituto no hay desabasto de medicamentos y el personal está al tiro. He escrito cientos de veces, que la Seguridad Social en México es algo único. No hay país que tenga lo que tenemos: IMSS, ISSSTE (El hospital de Veracruz es de primera), Sector Salud del estado. Sin esta medicina social, México no sería lo que es, y cada uno de ellos está al pendiente de su trabajo. Hace dos días le mandé un WhatsApp, urgía la atención para una gente pobre y Jon, como atiende a todos, en seguida inició el operativo. Jon Rementería Sempe, exalcalde de Veracruz, exsecretario de Salud de Veracruz, y ahora cuidando la salud de esta zona que comprende quien sabe cuántos Municipios, pero seguro son más de 50, se pone las pilas y al frente del IMSS lo hace con eficiencia.

Visítenos: gilbertohaazdiez.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje