AVION SINIESTRADO

COLUMNA ACERTIJOS

JUEVES 2 DE AGOSTO DE 2018

Gilberto Haaz Diez

 

*De Picasso: “No le temo a la muerte. Le temo al avión”. Camelot.

 

AVION SINIESTRADO

 

Cuando intentaba ver una peli por la tarde, los warnigs de las redes sociales alertaban que un avión de Aeroméxico había caído en Durango. Me fui a Foro TV. La otrora poderosa Televisa, que tenía corresponsales en todo el mundo y hasta debajo de las piedras y que, por ahorros y cosas de los dineros, ha despedido a miles, no tenía más señal que la que generaba alguien allí, un avión humeante al lado de la pista y párele de contar. Los comentaristas a cuadro no sabían qué relatar. Atrás quedaron los tiempos que surgía algo y eran los primeros en llegar. Fuera donde fuera. Atrás quedaron los días cuando el gran Jacobo jaló un radio teléfono y estaba informando al mundo del terremoto de septiembre de 85. Hoy no tenían nada. Hablaba el gobernador y el de Protección Civil y párenle de contar. Metía su cuchara el secretario del socavón, titular de la SCT, tuiteaba. Ese Gerardo Ruiz Esparza lo mejor es que ya no se meta en nada, sala todo, saladísimo el tipo,  era capaz de echar la culpa a los pilotos sin tener pruebas de nada. Cuando el socavón casi culpó a los que ahí se mataron por caer al hoyo. Tipo cínico y despreciable. Tuvo que llegar una reportera del Sol de Durango, para poner a Televisa en la información y los datos. No había muertos, se decía desde el principio. Solo una niña y un piloto, que están delicados. Si el accidente hubiera sido en Nueva York, los helicópteros de las cadenas de noticias estarían en vivo y directo. Es cierto que el avión dio el panzazo a un lado de la pista, y que acordonaron el área por la seguridad de la misma gente que ahí bajaba y por las pertenencias, para evitar la rapiña. Nadie debe saber a esta hora qué pasó. Si la tormenta o el rayo o el mal tiempo o los vientos encontrados. Habrá conjeturas. Pasarán los días hasta que la caja negra arroje resultados, lo cierto es que los pilotos, en redes sociales, por la noche los comenzaron a tratar de héroes, y ya me los imagino pujando y tratando de poner en tierra la nave que pesa toneladas y debió haber llevado una velocidad de despegue arriba de 300 kilómetros por hora. Con segundos para tomar la mejor decisión. Y me acordé del accidente de Nueva York, aquel vuelo de US Airways que salió de La Guardia y acuatizó en el rio Hudson, el piloto fue reconocido y homenajeado, aunque querían echarle la culpa, como Ruiz Esparza a lo que se le atraviese, se hizo una película con Tom Hanks. Las aves hicieron detener los dos motores y la duda siempre fue si podía regresar a la pista, o porqué escogió el rio. Cuando supieron los resultados, al piloto le dieron un premio. La tripulación fue condecorada.  El texto: “Este amerizaje y evacuación forzosos, sin pérdidas de vidas, fue un logro heroico y único en la historia de la aviación. Se lo ha descrito como “el acuatizaje más exitoso de la historia de la aeronáutica”. Cuando le preguntaron al piloto si le dio tiempo de rezar, dijo que no tenía ninguna duda que todos los pasajeros atrás rezaban por él. Todos se salvaron, como aquí en el de Durango. Dios los cuidó.

 

HACE UN AÑO (ROQUE FLORES ARMIDA)

 

Cómo se va el tiempo. Hace un año, falleció el siempre recordado buen amigo, Joaquín Roque Flores Armida. Un buen hombre, un buen funcionario público, que en Orizaba vivió algunos años y aquí forjamos una amistad que aún pervive, porque dónde él esté, seguro nos mira y nos observa con beneplácito. Fue un hombre muy culto y leído, si querías saber de los romanos o los griegos, era solo sentarse con él una hora y te daba cátedra de maestro. Se bebía los libros. Buen esposo y buen padre, buen abuelo y buen hermano. Me hice presente en su funeral. Le vi tendido, tranquilo, reflejando una quietud propia de él mismo. Su viuda y sus hijos le lloraron y lo despidieron como se despide al jefe de la casa, con lágrimas, pero siempre con la satisfacción de que los años que vivió a su lado, fueron buenos y felices años. Siempre vivirá en el recuerdo de los suyos, como se recuerdan a los seres queridos que dejan huella indeleble por su paso en esta vida. Sé que descansa en paz. Le recuerdo, a un año de su partida, con el inmenso texto de Benedetti: “Y aquí estamos ahora, tras tu muerte, homenajeando en este relato tu ausencia. Como tú estamos, aprendiendo que los sueños llevan muerte, como tú, que ya eres eterno, que te fuiste tras la sombra, a la izquierda del roble aquel en el jardín Botánico”.

 

MONICA MENDOZA (PRESIDENCIA)

 

Circuló un texto personal y muy emotivo de Mónica Mendoza Madrigal. Se despide de su trabajo como directora al frente de la Coordinación de Comunicación de la presidencia de la República, en el estado de Veracruz. Y le agradece a todos sus jefes, empezando por Peña Nieto y David López Gutiérrez y Eduardo Sánchez Hernández, junto a José Arnulfo Domínguez Cordero. Se le va a extrañar. Mujer periodista y reportera muy profesional, siempre nos mantuvo al tanto de los quehaceres presidenciales y giraba las invitaciones cuando venía el presidente a acto alguno en Veracruz. “Luego de 20 años de trayectoria profesional, he tenido la fortuna de aportar mi experiencia como comunicóloga política para informar en los ámbitos legislativo y ejecutivo, tanto en el nivel estatal, municipal y federal”, dijo Mónica muy emocionada. Buena suerte querida amiga, adónde quiera que vayas. Y, como dijo el gran José Alfredo: “Ojalá que te vaya bonito”.

www.gilbertohaazdiez.com

 

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje