CON BETO SILVA

COLUMNA ACERTIJOS

VIERNES 5 DE SEPTIEMBRE DE 2014

Gilberto Haaz Diez

+Al diputado Juan Manuel Velázquez Yunes, y a su familia, por el sensible fallecimiento de su señor padre, don Juan Manuel Velázquez Mora. Descanse en paz.

CON BETO SILVA

Alberto Silva Ramos es el coordinador de Comunicación Social del gobierno de Veracruz. Un tipo estudioso, alguna vez le llamé el Karl Rove, el estratega de Bush. Llegó de alcalde de Tuxpan a cubrir esta cancha donde se hacía agua y los vientos estaban muy en contra. Bien lo dijo Séneca: “Ningún viento es favorable para el que no sabe a qué puerto va”.  Llegó, puso orden, mantuvo el respeto con los editores y comunicadores y las aguas se tranquilizaron. Es la mañana del miércoles, día que señalaban entraba un huracán y el gobernador Duarte aplicó su Plan DNIII, para alegría de mis nietos pequeños, que le gritan ¡Hurra Javier!, cada que suspende clases. Esto de la suspensión de clases es un dilema, si no llueve a torrenciales, los críticos de siempre dicen que era innecesario suspenderlas, pero si no se suspenden y algo pasa, le atizan al góber. O sea, no se queda bien con nadie. Pero se hace bien poner el warning de la alerta y más vale que así sea. Veracruz vivió pánicos y tormentas perfectas, donde en Protección Civil nos graduamos. Tomo la autopista de Capufe. A Dios gracias los inútiles constructores la han terminado de encementar, los 19 y pico de kilómetros, les faltan 70 para llegar hasta Veracruz, limpios y sin accidentes, están los trabajadores en proceso de pintura y de fijar los protectores laterales. Y se olvida uno del inútil Benito Neme, compadre de Peña Nieto y director de Capufe, que como buen harbano llegó a querer cobrar derecho de piso a los gasolineros y restauranteros que allí están instalados, cuando debía darles una lana por haberse puesto. Imagínense las autopistas sin gasolineras, o cafeterías. Ah a este Benito le entró el harbano que todos llevan dentro, y se le hizo fácil intentar cobrarles. Peña debía correrlo: “Ni modo, compadre, te vas por inútil”. Ya ni nos acordamos del caos que causó con la duplicidad de las tarjetas IAVE.

RUMBO A XALAPA

 

En esas ando, rumbo a Xalapa tomo la desviación de Santa Fe, donde los franeleros suplen a los agentes de tránsito y dan paso controlando hasta los tráileres, el puente va a velocidad buena para su terminación, los mismo que el de La Boticaria en Veracruz, que tomé al regreso, pues me fui a comer a La Parroquia dos mil años, en el bulevar, con Rico, el amigo que no es rico, y Perro Uribe, el terror de las chicas Herbalife. En ese tramo escucho al presidente Peña, que está en los cuernos de la luna. Ningún presidente se había atrevido a tanto. En esa presentación, donde anuncia el nuevo aeropuerto, el presidente lució a Norman Foster, el arquitecto de arquitectos, el dios de los arquitectos, hagan de cuenta Messi en el Barcelona, o Calatrava en sus puentes mundiales. Norman  ha sido galardonado con el premio Pritzker en 1999, el de arquitectura, es como el Nobel, y el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2009. Una obra que trascenderá al presidente, pero que sin duda a él lo dejará como el presidente del nuevo aeropuerto, y las grandes autopistas. He dicho que quizá no ha leído tres libros, pero le está saliendo todo para el bien de México. Foster tiene obras en el mundo, sobresalen la Torre 30 de Londres y la Torre del Comerzbank, la cúpula de la terminal de Dresden y la Torre de Caja en Madrid, entre las 17 mil que tiene por el mundo, con los mejores aeropuertos. Peña trajo a una gente de la primera división, que con el yerno del milloneta Slim harán dupla como la de James Rodríguez y Cristiano Ronaldo en el Real Madrid. Atrás quedaron los machetes que espantaron al inútil de Fox. Enhorabuena.

LA BELLA CIUDAD

Llego a Xalapa. Luce bella, hace mucho no veo al hijo del profesor Zúñiga, Américo, su alcalde, pero la tiene bien cuidada, en el trayecto encontré y me topé con unas 30 camionetas repletas de policías de Bermúdez Zurita. Veracruz y sus cuerpos de seguridad alertas. Entro al jalapeño café ‘La casona del Beaterio’, ahí me estaciono, saludo a Héctor Hernández, el mesero, mi amigo, me invita un café, hago ajuste de tiempo porque pacté con Beto Silva verle a las doce, como la Cenicienta, pero de día. Camino hacia la poderosa oficina de información. Los guardias pretorianos papales piden santo y seña, lo doy, la credencial de elector es más que suficiente. Está en la planta baja, arriba deben andar el Preciso y Betty del Toro, su eficiente secretaria y a un lado, Juan Manuel del Castillo, el otro brazo de Duarte. Aprovecho y en lo que espero la llegada del Muñeco Silva, envío un texto de pésame al diputado Juan Manuel Velázquez Yunes, cuyo padre, don Juan Manuel Velázquez Mora, falleció un día antes, el gobernador Duarte le acompañó a Perote al sepelio. Llega Silva. Una amable secretaria me hace pasar. En la antesala dos fotos enmarcan el sitio, una del gobernador y otra de su esposa Karime. Platico con Silva. Hablamos de los tiempos pasados y de su nueva relación con Aurelio Nuño Mayer, jefe de la Oficina de la Presidencia de la República: “Debes acordarte de él”, me dice Silva, “andaba en aquellos tiempos como nosotros, aprendiendo y viendo al futuro”. Estudiante de la Ibero y de la Oxford University del Reino Unido, Aurelio ha sido un baluarte de apoyo para Veracruz, para el gobernador Duarte, y para Alberto Silva. Entre café y las noticias que espía por la tele, a Silva ya le tocan las golondrinas, pues señalan propios y extraños que va en busca de un escaño federal por su Distrito tuxpeño, donde se asegura gane sin problemas. De allí a esperar, si viene la de dos o la que sea, mientras empujar para Veracruz desde el Congreso Federal. Nos despedimos. De rapidito dejo esa oficina, me enfilo a Veracruz, no llovió nada, el camino sin complicaciones y de regreso a casa.

Tweet de Arlyn @laprincesilla: “Ojalá que cuando esté vieja me dé Alzheimer y no Parkinson, porque prefiero olvidarme de ti que derramar el Whisky”.

APAPACHAR. Leído en Facebook por Gina Gabrielle Bravo, paisana de mí pueblo. “Apapachar proviene del Náhuatl ‘Apapachoa’, que significa: ‘Acariciar con el alma’. O sea, apapáchense. 

CORREO LECTOR CUENQUEÑO. Gilberto, me declaro un fiel lector de su columna Acertijos, que a diario leo en la Crónica de Tierra Blanca, quiero felicitarle por sus acertados comentarios los cuales considero apropiados, pero sobre todo me gusta mucho cuando escribe sobre tus encuentros con políticos y funcionarios.  Tomás Medina Sánchez.

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje