EL BEISBOL DE DUARTE

COLUMNA ACERTIJOS

JUEVES 30 DE JULIO DE 2015

Gilberto Haaz Diez.

*Hay vacaciones y el músculo duerme y la ambición descansa, según reza el viejo tango. Camelot

EL BEISBOL DE DUARTE

Leo en el Sol de Córdoba-Orizaba, que el gobernador Javier Duarte asistió, llevado de la mano de los Mansur: padre, hijo y Espíritu Santo, a los 90 años de la celebración del Béisbol, el que se hace llamar rey de los deportes. Allí donde Fray Nano y un Carmona y un Aguilar comenzaron esa odisea. La Liga Mexicana de Beisbol se fundó en 1925.  Y deben de tener su Salón de la Fama, como lo tienen los gringos, que lo inventaron, en Cooperstown, Nueva York. Hace nada escribí de un hombre que mucho le debe el béisbol mexicano, Jaime Pérez Avella, el que cubrió la gran década de grandeza de Fernando Valenzuela, que sigue enrolado con los Dodgers de Los Ángeles, y hace nada juramentó ante la Bandera y Constitución de Estados Unidos como naturalizado americano, cosa que mucho le honró porque una mayoría de ellos, cuando tienen dinero y fama terminan sin dinero y solo con un poco de fama. Valenzuela se ha cuidado bien, tiene buen físico, no agarró por su cuenta las parrandas, como la Paloma Negra y se le vio orgulloso protestando ante ese país que le abrió las puertas y él lo hizo más grande, pues se convirtió en un ídolo de muchísimos paisanos, y los americanos se ponían de pie con ese pitcheo que algo tenia de celestial, porque el gordo cada que lanzaba bola a home, miraba al cielo, como pidiendo la ayuda al patrón. Vicente Pérez Avellá, su hijo, me dijo que a su padre, Jaime, en 1994 había pasado a formar parte de ese Salón de la Fama mexicano. Duarte llegó arropado con los Mansur. José Antonio, que labora con él en la secretaría de Economía y por el otro hermano, Chara, y el papá mayor, José Antonio, hijo de esa leyenda cordobesa beisbolera llamada Chara Mansur. Allí llegó otro picudo, Carlos Peralta Quintero. El beisbol, decía Bill Veeck, es casi la única cosa ordenada en un mundo muy desordenado. Si tienes tres strikes, ni siquiera el mejor abogado puede sacarte de este lío.

LOS INNOMBRABLES

Hace no mucho, razonaba de aquellos innombrables, de los hombres que han ganado un sitio en la historia y no se les ha reconocido. Uno, Oaxaco mexicano, los otros dos, extranjeros. Cristóbal Colón, el descubridor de América, se dijo que era genovés y luego lo peleaban españoles e italianos, no nos metamos en Honduras y dejémoslos con su razonamiento e identidad. Tres personajes están como malditos en este México lindo y qué herido. Porfirio Díaz, de quien todos saben su peregrinar y su huida en el Ypiranga, cuando por Veracruz salió por piernas, corrido como El Piojo, por rijoso y dictador. La historia ahora lo pelea, los de su favor dicen que modernizó al país y que esos Ferrocarriles Nacionales de México, que ahora están en manos privadas y que un hombre feo, dirigente sindical, lo controla, en la época de Díaz los orizabeños Escandón, con el jerarca don Pablo, gente consentida de Porfirio Díaz, iniciaron el Ferrocarril Mexicano. Para darnos una idea del tamaño de la fortuna de esta familia orizabeña, frente a lo que fue la Casa del Conde del Valle de Orizaba, en el DF, una majestuosa edificación donde ahora sirve un Sanborns de los Azulejos de Madero, la casa de enfrente era de la Familia Escandón. Las grandes edificaciones afrancesadas, y los que hemos caminado Paris parece que caminamos por el Palacio de Bellas Artes y sus alrededores, llegaron en el porfirismo. Los que le aborrecen, dicen que era un dictador criminal. Los otros dos han sido Cristóbal Colón y Hernán Cortés, ni a uno ni a otro, junto con don Porfis, se les ha rendido homenaje a lo que fueron. Las calles del país, casi ninguna tiene Porfirio Díaz y mucho menos Hernán Cortés, en Veracruz parece que hay una o un callejón Hernán Cortés, que me auxilien los lectores jarochos, y Colón poco. O casi nada. Son los innombrables, aquellos que la historia los encontró un día fuera de base, como al Piojo, y los han castigado con ignorarlos, que a veces mata más el anonimato, como decía el maestro Julio Scherer. Es historia pura los de estos hombres innombrables, total, la Historia es algo que nunca ocurrió, escrito por alguien que nunca estuvo allí, según Kamalucas, un filósofo de mi pueblo.

TODOS LOS YUNES

Entre la vorágine piojista, una nota se quedó en el tintero. Sucede que al Senador Héctor Yunes Landa, le entró el Piojo que todos llevamos dentro y armó una grande, claro, éste en forma pacífica, sin golpes ni insultos. Alguien por allí le hace la vida pesada y lo acusa de que dispone de recursos del supremo gobierno para su proyecto. Héctor dice nones. Y saber quién es esa mano que mece la cuna, aunque no suelta prenda. Según él, el sujeto acusado no quiere que ningún Yunes sea candidato, menos gobernador. Y dijo: “ya se fregó Miguel, se fregó Pepe, me fregué yo y se fregaría Marco Antonio si les da por aspirar”. Marco Antonio es el hijo de Johny y Maribel, de segundo apellido Yunes, el primero es Aguilar, heredero de Ignacio de la Llave, tatarabuelo del Johny. Pero le faltó otro a Héctor, bueno le faltaron dos: Fernando, que también es Yunes y colega senador panista, y Juan Manuel Velázquez Yunes, que es diputado priísta. Hay más Yunes en la política veracruzana, que golpes bajos en el futbol mexicano.

CORREO DE MANOLO FERNANDEZ (PIOJAZO)

 

Cierto todo, apreciado Gilberto. Sin embargo, una cosa buena dejó esta “trifulca” futbolística; poner a los comentaristas un “hasta aquí”.  Hablan y opinan con una desfachatez como si hubiesen sido campeones mundiales. En ocasiones, se atreven a meterse hasta con las familias de los jugadores. Además, el puesto tiene buen $$$$$ y a eso le tiran todos. Personalmente será difícil encontrar a otro “Piojo” que agrade a grandes y a chicos. Recordemos, todo empezó por el spot “verde”, ese– side line–,  les abrió  los ojos a muchos para ganar más. Ojalá esta lección sirva para que comentaristas deportivos sean más humildes.  Te abrazo.

Visítenos. www.gilbertohaazdiez.com

Comentarios: haazgilberto2hotmail.com

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje