EL BUEN TOÑO MAURI

COLUMNA ACERTIJOS

SABADO 20 DE FEBRERO DE 2021

GILBERTO HAAZ DIEZ

 

 

+Nuestro sentido pésame a Raúl Olivares Pérez, subdirector de Notiver, y a toda su familia, por el sensible fallecimiento de su esposa, doña Alicia Nava Zurita. Qué en paz descanse.

Día 7 de que las fuerzas invasoras del gobierno del Estado de Veracruz, dieron un cuartelazo a la policía municipal de Orizaba. 7 días y contando. Camelot.

EL BUEN TOÑO MAURI 

El actor Toño Mauri, buen yerno del exgobernador de las estrellas, Miguel Alemán Velasco, sufrió una penitencia y un milagro. Hace unos 8 meses fue hospitalizado por Covid, en Estados Unidos, 4 de esos meses estuvo en coma, cada noche pensaban que no amanecía, le tuvieron que hacer doble trasplante de pulmón y al fin, hace apenas unos días, le dieron de alta, para regocijo de la muy querida y apreciada familia Alemán-Magnani, y de su hija Carla y de los hijos de Mauri. Ha explicado en entrevistas de televisión que quiere hacer una miniserie para exponer su caso, porque hablan de muchos que dolorosamente han muerto por esa pinche enfermedad, pero pocos hablan de los que se salvaron. Bien por eso, la veremos con gran expectación. Dijo Mauri: “Sólo le pedía a Dios que me ayudara porque yo quería ver a mis hijos una vez más, se lo pedí con mucho amor, cariño, y sé que me escuchó porque Él tiene algo para mí que quiere que haga y creo que va relacionado con este testimonio. Entré (al hospital) pesando 64 kilos, hoy peso 48 kilos, pero durante este proceso (de recuperación), estoy viendo cómo poco a poco, con la comida y ejercicio, mi peso va para arriba. Eso me motiva, me siento bien, tengo fuerza, veo mis piernas cómo se empiezan a mover, mis manos, mi cuerpo, mis rutinas, ir al baño, es lo más elemental, poder hacerlo tú solo”.

AHORA ME RINDO Y ESO ES TODO.

La noche de anoche, con el insomnio pegado a la almohada, me desperté a las 3 de la madrugada y sin poder captar el sueño me paré por un libro, tengo algunos que he dejado pendientes y lo jalé. Me atrapó. Se llama “Ahora me rindo y eso es todo”, las palabras que expresó el gran jefe indio apache, Gerónimo, cuando las fuerzas americanas del gobierno lo detuvieron, vía un pacto de no agresión. Lo llevaron preso a otro sitio donde no era su territorio y allí los tuvieron a los apaches hasta que Gerónimo falleció en 1909 y está sepultado en el Cementerio Apache de Fort Still, en Oklahoma, junto a otros guerreros Chiricahuas. Nació en Arizpe, Sonora, y le dieron ciudadanía mexicana cuando los Apaches tenían guerra con las dos naciones, la mexicana y la americana. Cuentan las leyendas que su tumba fue violentada por uno de los ancestros de los Bush presidentes, que habían sacado sus huesos y su cabeza y la habían llevado a la Sociedad Secreta de Yale, para que, cuando iniciaban a alguien el espíritu guerrero de Gerónimo los acompañara. Los Bush, padre, hijo y Espíritu Santo negaron esto. Un bisnieto de Gerónimo los ha demandado para que regresen esos huesos y los pueda sepultar en la zona donde vivían, porque cuenta la leyenda Apache que no descansan en paz hasta que vuelvan a ser sepultados en el sitio donde nacieron. Hay una película que apenas vi en Netflix, ‘Gerónimo, una leyenda americana’, con tres buenos actores. Gene Hackman, Matt Damon y Robert Duval. El relato del escritor, Álvaro Enrigue, mexicano y Premio Joaquín Mortiz, nos lleva en compañía de su familia a narrarnos la vida y las peleas y las tumbas de estos Apaches legendarios, entrelaza el pasado y el presente sobre el mito y la historia de este gran Jefe Apache, el que, una vez cuando el presidente Barack Obama ordenó a las Fuerzas Especiales (SEAL) capturar o matar al terrorista Osama Bin Laden, a esa operación la llamaron en clave, sin explicar por qué: Gerónimo, en memoria del gran guerrero. Un buen libro.

www.gilbertohaazdiez.com

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje