EL CRIMEN DE LOS JESUITAS

COLUMNA ACERTIJOS

JUEVES 23 DE JUNIO DE 2022

GILBERTO HAAZ DIEZ

*Jesuitas de México: “Vivir para Cristo. Morir para Cristo”. Descansen en paz.

EL CRIMEN DE LOS JESUITAS

DEL PERIODISTA PASCAL BELTRAN DEL RIO: “Cuando escucho al presidente decir que la zona donde fueron asesinados a sangre fría dos sacerdotes y un guía de turistas es de “bastante presencia del crimen organizado”, pienso que quien está hablando es un analista sobre temas de seguridad, no el jefe del Estado mexicano”.

DEL PAPA FRANCISCO: El papa Francisco condenó el asesinato de un guía de turistas y los padres jesuitas, y asombrado expresó: ¡Cuántos asesinatos en México! El crimen le da la vuelta al mundo. Por doquier se habla de este México violento, donde los carteles tienen el control de muchos estados y zonas de riesgo, y el Estado solo informando. El pontífice ha dedicado unas palabras en su audiencia del miércoles a la violencia que asedia al país, que en esta ocasión ha golpeado a la orden religiosa de la que forma parte: “Expreso mi dolor y tristeza por el asesinato del otro día de dos religiosos, hermanos míos jesuitas, y un laico. ¡Cuántos asesinatos en México!”.

DE RICARDO MONREL: Monreal habló de que, desde el Senado y el Congreso, se debe hacer algo para retomar el control de la seguridad pública, en manos de los delincuentes. El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) indicó que es el momento de revisar sin tabúes, ideologías, intereses partidistas y actitudes egoístas la estrategia de seguridad del Gobierno de México. Agregó que es momento de reflexionar en el Congreso y de revisar, “con toda seriedad”, el plan de seguridad en el que los senadores tienen la obligación constitucional de hacerlo.

LOS ASOMBROS: No salimos de un asombro y entramos a otro. Primero, nos conmovió el crimen y la muerte y el haber sido quemado un joven profesionista en Puebla y ahora esto, el crimen de los jesuitas. Pobre México.

DEL PRESIDENTE AMLO: el presidente Andrés Manuel López Obrador ha informado durante su conferencia de prensa sobre el envío de tropas del Ejército para, primero, encontrar los cuerpos y los desaparecidos, y después, dar con los responsables. “Se está haciendo una investigación, hay ya elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, que actuó de inmediato, hay una búsqueda. Ya se tiene identificado al responsable, al homicida, y vamos a seguir con las investigaciones”, señaló el mandatario.

EL COBARDE CRIMINAL: El presunto responsable fue denunciado por los testigos poco después de los hechos, entre ellos un sacerdote que se escapó del fuego, en una comunidad atravesada por una tragedia insólita. Se trata de un líder criminal de la zona, José Noriel Portillo Gil, alias El Chueco. La región vive asediada por el control del crimen organizado de las tierras y los bosques, con miles de desplazados a punta de fusil, y la impunidad absoluta que sufre no solo esta zona marginal y pobre del norte de México, sino muchas otras en todo el país.

DEL DIARIO EL PAIS: Javier Campos y Joaquín Mora conocían la sierra como la palma de su mano. Campos, de 79 años y nacido en Ciudad de México, era el superior de la orden en la región, donde llevaba desde los 30. Solía calzar botas vaqueras para caminar a gusto por los caminos de terracería y se dejaba ver hasta en las comunidades más apartadas. Mora, de 81 años y nacido en Monterrey, llevaba 23 años en la zona y vestía con pantalones de mezclilla y una camisa a cuadros. Era más tranquilo que Campos y hablaba peor el rarámuri, pero también es recordado como un gran misionero. La frágil convivencia se rompió este lunes. Un guía turístico local entró a la iglesia huyendo de unos sicarios que lo perseguían para matarlo. Campos y Mora salieron a defenderlo y fueron acribillados. Pese a las súplicas de un tercer sacerdote para que dejaran los cadáveres, los sicarios los subieron a una camioneta y se los llevaron a un lugar que aún se desconoce. Además de los dos jesuitas y el guía asesinados, otras cuatro personas de la comunidad fueron secuestradas por la misma banda. El principal sospechoso es un líder criminal de la zona, José Noriel Portillo, alias El Chueco, según la prensa local.

www.gilbertohaazdiez.com

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje