EL VAR DE WINCKLER (JORGE)

COLUMNA ACERTIJOS

SABADO 9 DE FEBRERO DE 2019

GILBERTO HAAZ DIEZ

 

*Cuando la ley y la política chocan, la ley es la que sufre y sale perdiendo. Camelot.

EL VAR DE WINCKLER (JORGE)

 

Hagan de cuenta que estaban en penaltis y el VAR dejó de funcionar. Entonces los árbitros de la cancha y los de arriba que ven las repeticiones, optaron por suspenderlo, porque entre otras cosas ya no había luz y aquello andaba muy en confusión. Más o menos eso ocurrió en el Congreso de los Diputados, cuando pensaban guillotinar, como en los tiempos del rey Luis XVI, al fiscal Jorge Winckler Ortiz, que desde que cambió este gobierno ha sido sometido a una cacería para que deje la Fiscalía General de Veracruz, adonde fue electo por 9 años. Las presiones del secretario de gobierno (este anunció su caída en diciembre me gustó pa’ que te vayas, luego en enero, en Reyes; y al final canta la de los Hermanos Carreón: para abril o para mayo) y buena parte de los congresistas de Morena. Al momento de escribir estas líneas, no se sabe en qué acabará el resultado de la segunda votación para la tarde de este sábado, la escribo en viernes en la mañana y voy de viaje a Veracruz a comida familiar, por lo tanto no podré escribir por la tarde. Jorge Winckler tiene gente a su favor. En los tuiters se lee quienes le apoyan. Aquí hay gente que reza porque se quede, más aquella gente que ayudó en casos difíciles y le viven agradecidas, una madre que encontró a su hija y con los rufianes en la cárcel, cuando sus familiares fueron secuestrados y la Fiscalía se puso las pilas y encontraron a los malosos delincuentes. Siempre respondió la Fiscalía en asuntos de esta región, que vive convulsionada y temerosa. Según el relato de los diarios, cuando Morena se dio cuenta que no tenían los suficientes votos (34) para guillotinar a Winckler, reventaron la sesión y la pospusieron para el otro día. Para ir a convencer a aquellos que no se sumaron con ellos. Quién sabe cuál sea la magia de la prestidigitación, como mago Mandrake, para saber si contarán con los votos suficientes  para pasar al otro capítulo, que sería el otro poder, el de los Magistrados, que allí al parecer Winckler tiene adeptos. Hace no mucho, la semana pasada, cuando la presidenta de la Ceapp comparecía en el Congreso, antes le visité en esas oficinas altas del rumbo del Orfis, que no sirve para nada, el Orfis, llegué en un día atareado porque Winckler había terminado su conferencia de prensa. Pero logramos platicar un buen rato, historia que cuento en estos días. Estaba relajado y tranquilo, sabiendo que hace su chamba como mejor puede, es un abogado muy profesional y sabe y conoce de leyes. Un amigo de él me dijo, hace no mucho, que es guerrero y que pelea hasta el final. ‘Ya lo verás’, me aseguraba, ‘morirá con las botas puestas’. O vivirá feliz y en las leyes, digo yo.

MEXICO EN ALTO (DAFNE ALMAZAN)

Lo vimos por la tele y nos sorprendió. Una chiquilla mexicana que va a Harvard con los mejores entorchados del saber. Va la historia.

Dafne Almazán Anaya ha puesto el nombre de México muy en alto al convertirse en la mexicana de menor edad en estudiar una maestría en la Universidad de Harvard.

A los 13 años, Dafne se convirtió en la psicóloga más joven del mundo, y hoy, a los 17, será la primera menor de 18 años en ingresar a un posgrado en esta prestigiosa institución en 100 años.

La joven mexicana estudiará una maestría en Enseñanza de las Matemáticas.

​Es una superdotada que, a los 6 años, ya sabía leer y escribir, a los 10 terminó la preparatoria en cursos en línea y a los 13 se convirtió en la psicóloga más joven del mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define que las personas superdotadas tienen un Coeficiente Intelectual mayor a 130 puntos.

Sin embargo, Dafne considera que los niños superdotados en México son estereotipados, mal diagnosticados e incomprendidos, por lo que ella espera poder ayudar a niños como ella a desarrollar y potencializar sus capacidades. Los logros de Dafne Almazán no son fortuitos, pues su padre, Asdrúbal Almazán, es el director del Centro de Atención a Talentos (Cedat), un lugar de enseñanza especializado en niños superdotados que les brinda un ambiente seguro y confiable.

“Son niños como cualquier otro, sólo que con un CI mucho mayor que el resto de la población”, asegura.

Dafne explica que muchos niños son mal diagnosticados con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), pero en realidad “sólo es que son más inteligentes”, pues de acuerdo con datos del Cedat, 93% de los niños diagnosticados con este trastorno son superdotados.

Al Cedat acuden actualmente poco más de 300 niños que, como Dafne, son superdotados intelectualmente, aunque han atendido a más de 4 mil, por lo que su padre espera que el logro de la joven sea un orgullo para la institución que lidera.

www.gilbertohaazdiez.com

 

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje