ENCONTRE A DANTE (DELGADO RANNAURO)

COLUMNA ACERTIJOS

LUNES 7 DE MAYO DE 2018

Gilberto Haaz Diez

 

*De Albert Camus: “El sol que reinó sobre mi infancia me privó de todo resentimiento”. Camelot.

 

ACERTIJOS

Gilberto Haaz Diez

 

*De Albert Camus: “El sol que reinó sobre mi infancia me privó de todo resentimiento”. Camelot.

 

ENCONTRE A DANTE (DELGADO RANNAURO)

 

Hacia añisimos no le veía. A lo lejos, a unas cuatro mesas le vi con su gorra gallega y pensé era él, el famoso Dante Alfonso Delgado Rannauro, gobernador de Veracruz de cuatro años y ex de todo, hasta que llegó a hacerse de un partido de su propiedad, y entonar ahora por los 7 mares su cancioncita de Movimiento Naranja, que cantan hasta mis auxiliares en casa. Nos saludamos. Era una fiesta en Ixtaczoquitlán, familiar. Se quitó la boina gallega y lució su cabeza a la Kojack, aquel famoso personaje de TV. Era una reunión social, y platicamos poco, casi nada, mandó saludos a mi hermano Enrique y dijo que por allá iba, a ese pueblo que no tiene mar, pero harto calor. En su tiempo como gobernador, fue quien llevó al presidente Carlos Salinas de Gortari a Tierra Blanca, cuando respiraba en la piel su priísmo, no solo lo llevó, hizo que Salinas ahí durmiera (pernoctara, dice el Estado Mayor Presidencial) y Salinas ya olía a leña de otro hogar, pues Ana Paula Gerard, egresada del ITAM, quien luego sería su esposa, fungía como secretaria técnica del Gabinete Económico de la Presidencia de la República, el pueblo vivió ese love story, historia que un día de estos les cuento. Otro personaje que llegó al pueblo y platiqué con él un rato de los medios y de las cosas periodísticas, fue Otto Granados Roldán, era el jefe de Prensa de Salinas, hoy flamante secretario de Educación de Peña Nieto. Una mañana Dante tomó la decisión de entrelazar su partido (MC) con el PAN y PRD, para hacer una trinca triunfadora, en la candidatura de ChikiYunes (Miguel Ángel Yunes Márquez), adonde van predestinados a ganar, asegura. Lo veo en la tele y en el Facebook, donde promueve a sus jóvenes candidatos: Basave y Luis Donaldo Colosio, que el padre, seguramente desde el cielo, le agradece el impulso al hijo, que un tiempo fue nuestro Kennedy, por referir al hijo de JFK, también asesinado. Dante asegura que ganarán Veracruz. Y por eso trabaja incansable. Es un tipo listo. Solo dos políticos en este país tienen un partido, él y el Ruso Andrés Manuel. Ninguno más. Lo recuerdo de hace años, cuando por aquí venia de la mano del buen presidente municipal, arquitecto Isaías Álvaro Rodríguez Vivas, en aquellas Expori, una de la cual presidí, en 1989, y Dante aparecía como gobernador y luego también llegaba, antes, Fernando Gutiérrez Barrios con Jorge Vélez Elías de presidente, historia que cuento pronto, de aquellas Expori y cómo nacieron y cuántos fuimos sus iniciadores, incluido al presidente Enrique García Vera, que sin él esto no se hubiera hecho. Dante aprovechó y saludó mesa en mesa, las cosas sociales también sirven para sumar votos. Se retrató con señoras y señores, diría Fox, y dejó buen sabor de boca. Es un personaje nacional y veracruzano, de Alvarado, pero los cordobeses dicen que es de allí, por adopción. Y él se deja querer así.

 

LA FRASE DEL SIGLO

 

Para guardarla en las frases memoriales de la historia. La autoría es de Carlos Romero Deschamps, eterno dirigente de los trabajadores de Pemex, ante el candidato Pepe Meade y el Pepe nuestro, Yunes Zorrilla, en Poza Rica, donde una vez tuvimos el pozo Faja de Oro, a principios de 1900, cuando nació el pozo Cerro Azul 4, que vomitaba petróleo a lo lindo, a escasos 485 metros de profundidad, y nos hizo en aquel entonces una potencia petrolera mundial, antes que llegara mi general Lázaro Cárdenas, a decirle a las petroleras extranjeras, inglesas y americanas: ‘Con permisito, ahí se ven’. Dice el ínclito y honesto dirigente, Romero Deschamps: “La casa está sucia y necesitamos limpiarla”. No mamy blue. Se mordió la lengua, le brotaba sangre cuando habló. Hasta Pepe Meade paró oreja. Pobre México, tan lejos de Trump y tan cerca del Peje.

 

A PRENDER LAS FAROLAS

 

Decía Fernando Gutiérrez Barrios, tomando una frase de Francisco Bulmes, que ‘cuando el pueblo dice a las 12 del día que es de noche, hay que prender las farolas’. Es decir, el pueblo siempre tiene la razón, aunque no la tenga. Sucede que el Nobel Mario Vargas Llosa le tiró otro misil al Ruso AMLO, dijo que sería lo peor para América Latina, que él ganara. No fue lejos por la respuesta, enseguida en las redes sociales exhibieron tres fotos, una de Felipe Calderón con Chávez, otra de Fox con el mismo Chávez y una última de Peña Nieto con Nicolás Maduro. El texto: “Quienes son los que en realidad tienen a México peor que Venezuela. Amlo no conoce a Maduro ni conoció a Chávez”. Órale. Está bien. Además, el ternurita AMLO no privatizara nada. Y comentó o quiso dar a entender, que el pleito con los empresarios es de a mentirita. Pidió, además, que no haya votos diferenciados, y eso sí que no mijito, diría un demócrata de Cojinillo, la gente quiere darle la presidencia, pero el Congreso repartirlo, porque el equilibrio de poder es sano para el país, mas, si es que gana, será una nueva visión de otro México. Qué lidie con gobernadores de otros partidos, nada pasaría, comer el pastel entero, decía Minga, una gente de mi pueblo, indigesta a cualquiera, el pastel hay que repartirlo. Eso opina otra corriente, ajena a la suya.

www.gilbertohaazdiez.com

 

Hacia añisimos no le veía. A lo lejos, a unas cuatro mesas le vi con su gorra gallega y pensé era él, el famoso Dante Alfonso Delgado Rannauro, gobernador de Veracruz de cuatro años y ex de todo, hasta que llegó a hacerse de un partido de su propiedad, y entonar ahora por los 7 mares su cancioncita de Movimiento Naranja, que cantan hasta mis auxiliares en casa. Nos saludamos. Era una fiesta en Ixtaczoquitlán, familiar. Se quitó la boina gallega y lució su cabeza a la Kojack, aquel famoso personaje de TV. Era una reunión social, y platicamos poco, casi nada, mandó saludos a mi hermano Enrique y dijo que por allá iba, a ese pueblo que no tiene mar, pero harto calor. En su tiempo como gobernador, fue quien llevó al presidente Carlos Salinas de Gortari a Tierra Blanca, cuando respiraba en la piel su priísmo, no solo lo llevó, hizo que Salinas ahí durmiera (pernoctara, dice el Estado Mayor Presidencial) y Salinas ya olía a leña de otro hogar, pues Ana Paula Gerard, egresada del ITAM, quien luego sería su esposa, fungía como secretaria técnica del Gabinete Económico de la Presidencia de la República, el pueblo vivió ese love story, historia que un día de estos les cuento. Otro personaje que llegó al pueblo y platiqué con él un rato de los medios y de las cosas periodísticas, fue Otto Granados Roldán, era el jefe de Prensa de Salinas, hoy flamante secretario de Educación de Peña Nieto. Una mañana Dante tomó la decisión de entrelazar su partido (MC) con el PAN y PRD, para hacer una trinca triunfadora, en la candidatura de ChikiYunes (Miguel Ángel Yunes Márquez), adonde van predestinados a ganar, asegura. Lo veo en la tele y en el Facebook, donde promueve a sus jóvenes candidatos: Basave y Luis Donaldo Colosio, que el padre, seguramente desde el cielo, le agradece el impulso al hijo, que un tiempo fue nuestro Kennedy, por referir al hijo de JFK, también asesinado. Dante asegura que ganarán Veracruz. Y por eso trabaja incansable. Es un tipo listo. Solo dos políticos en este país tienen un partido, él y el Ruso Andrés Manuel. Ninguno más. Lo recuerdo de hace años, cuando por aquí venia de la mano del buen presidente municipal, arquitecto Isaías Álvaro Rodríguez Vivas, en aquellas Expori, una de la cual presidí, en 1989, y Dante aparecía como gobernador y luego también llegaba, antes, Fernando Gutiérrez Barrios con Jorge Vélez Elías de presidente, historia que cuento pronto, de aquellas Expori y cómo nacieron y cuántos fuimos sus iniciadores, incluido al presidente Enrique García Vera, que sin él esto no se hubiera hecho. Dante aprovechó y saludó mesa en mesa, las cosas sociales también sirven para sumar votos. Se retrató con señoras y señores, diría Fox, y dejó buen sabor de boca. Es un personaje nacional y veracruzano, de Alvarado, pero los cordobeses dicen que es de allí, por adopción. Y él se deja querer así.

 

LA FRASE DEL SIGLO

 

Para guardarla en las frases memoriales de la historia. La autoría es de Carlos Romero Deschamps, eterno dirigente de los trabajadores de Pemex, ante el candidato Pepe Meade y el Pepe nuestro, Yunes Zorrilla, en Poza Rica, donde una vez tuvimos el pozo Faja de Oro, a principios de 1900, cuando nació el pozo Cerro Azul 4, que vomitaba petróleo a lo lindo, a escasos 485 metros de profundidad, y nos hizo en aquel entonces una potencia petrolera mundial, antes que llegara mi general Lázaro Cárdenas, a decirle a las petroleras extranjeras, inglesas y americanas: ‘Con permisito, ahí se ven’. Dice el ínclito y honesto dirigente, Romero Deschamps: “La casa está sucia y necesitamos limpiarla”. No mamy blue. Se mordió la lengua, le brotaba sangre cuando habló. Hasta Pepe Meade paró oreja. Pobre México, tan lejos de Trump y tan cerca del Peje.

 

A PRENDER LAS FAROLAS

 

Decía Fernando Gutiérrez Barrios, tomando una frase de Francisco Bulmes, que ‘cuando el pueblo dice a las 12 del día que es de noche, hay que prender las farolas’. Es decir, el pueblo siempre tiene la razón, aunque no la tenga. Sucede que el Nobel Mario Vargas Llosa le tiró otro misil al Ruso AMLO, dijo que sería lo peor para América Latina, que él ganara. No fue lejos por la respuesta, enseguida en las redes sociales exhibieron tres fotos, una de Felipe Calderón con Chávez, otra de Fox con el mismo Chávez y una última de Peña Nieto con Nicolás Maduro. El texto: “Quienes son los que en realidad tienen a México peor que Venezuela. Amlo no conoce a Maduro ni conoció a Chávez”. Órale. Está bien. Además, el ternurita AMLO no privatizara nada. Y comentó o quiso dar a entender, que el pleito con los empresarios es de a mentirita. Pidió, además, que no haya votos diferenciados, y eso sí que no mijito, diría un demócrata de Cojinillo, la gente quiere darle la presidencia, pero el Congreso repartirlo, porque el equilibrio de poder es sano para el país, mas, si es que gana, será una nueva visión de otro México. Qué lidie con gobernadores de otros partidos, nada pasaría, comer el pastel entero, decía Minga, una gente de mi pueblo, indigesta a cualquiera, el pastel hay que repartirlo. Eso opina otra corriente, ajena a la suya.

www.gilbertohaazdiez.com

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje