ESE HIMNO MEXICANO (BIBI UNA HISTORIA QUE CONTAR)

COLUMNA ACERTIJOS

MARTES 10 DE JULIO DE 2018

Gilberto Haaz Diez.

 

*El esfuerzo y la dedicación llevan al triunfo. Siempre. Camelot.

 

ESE HIMNO MEXICANO (BIBI UNA HISTORIA QUE CONTAR)

 

Suele el himno mexicano enchinar la piel, medio nos la enchinamos cuando la selección saltaba a la cancha, con la esperanza de ganar. No se pudo. Pero hoy por la mañana las televisoras nos pusieron en el pódium de ganadora a una niña mexicana, veracruzana de Coatzacoalcos, Bibi, que ganó en la categoría de Síndrome de Down el primerísimo lugar. Dijo su madre: “Me decían que mi hija nunca aprendería a saltar en un pie, ahora hace lo que la mayoría no puede”. Voy al diario El País de España: “Cuando Bárbara Bibi Wetzel nació, en diciembre de 2003, los doctores le dijeron a su madre Mónica Aguilar que su hija padecía de hipotonía, un trastorno que debilita el tono muscular. Le explicaron que era un padecimiento común en los niños con síndrome de Down como Bibi y le recomendaron llevarla a terapia física para ayudarle a desarrollar sus músculos y motricidad. “El problema es que una vez que comenzó a caminar, la terapia terminó”, comenta Aguilar a Verne vía telefónica. “Me dijeron que lo demás, correr, saltar, o hacer otras cosas, lo aprendería con el tiempo. No quise dejarlo a la suerte”. Por eso, Aguilar inscribió a su hija a clases de gimnasia y ballet desde los tres años de edad. “No duró mucho en el ballet porque cuando estaba en la barra lo único que quería era dar vueltas sobre ella”, comenta. “Los maestros me dijeron que esa era señal de que prefería la gimnasia. Desde entonces, puedo contar con las manos los días que no ha querido ir a clase”.

Bibi, residente de Coatzacoalcos (Veracruz), comenzó a participar en competencias regionales desde los cinco años. “Competía con niñas regulares y le iba bien, pero cuando perdía se enojaba, siempre quería ganar”, dice Aguilar. “Por eso, los entrenadores la mantenían en un mismo nivel para que siempre ganara y no afectará su autoestima. Les dije que no lo hicieran porque no quería que se estancara. Como todos, ella aprende por imitación, quería que aprendiera de las niñas más avanzadas”.

Durante un año, Bibi se preparó para el Campeonato Mundial del Down Syndrome International Gymnastics Organization, celebrado en Italia en noviembre de 2015. Como lo hace ahora, la niña entrenó siete horas de lunes a viernes y tres horas en sábados y domingos. El resultado: tres medallas de oro y el título de campeona mundial en la categoría junior”.

Las televisoras, todas, publicitan esa hazaña en sus canales. Con escasos 11 años de edad, María Bárbara Wetzel le demostró a todo el mundo que es la mejor ejecutante de Gimnasia Artística. Esta niña viajó hasta Italia donde participó en el Campeonato Mundial de Gimnasia Artística, en la categoría Junior con Síndrome de Down. La pequeña mostró ser una campeona, se alzó con tres medallas de oro superando a Rusia e Italia que son potencia en Gimnasia Artística y fue nombrada como la mejor de su categoría.

Un verdadero orgullo veracruzano. El Himno Mexicano por poco nos hace llorar, al verla en el primer lugar del pódium.

 

SECRETARÍAS EN PEJELANDIA

 

El viejo sueño priísta de hace muchos años, al parecer el amoroso ahora lo quiere y puede realizar. Sacar tanta secretaría que está en Ciudad de México y quitarle a la capital el embotellamiento brutal de gente y de automóviles, de aquellos millones que ahí gravitan en el empleo burocrático. Se ignora cómo le vaya a hacer. A Veracruz quieren enviar la dirección general de Conagua, y uno enseguida piensa que se necesita la infraestructura necesaria, sobre todo en el ramo habitacional, si es que se vienen los chilangos al ritmo de: los chilangos llegaron ya, y llegaron bailando ricacha. Hubo una vez un intento de hacer una Brasilia veracruzana. Cuando llegó a gobernar Miguel Alemán Velasco, pensó en hacer una Ciudad Gobierno cerca de Xalapa, para trasladar a la burocracia mayor y menor y quitarle a esa calle de Enríquez, donde está el gobierno y enfrente la Catedral, el amontonamiento que se daba, cuando una mayoría iban a pedir audiencia y chichi para la chamba. No se pudo, se quedó en un intento. Alejandro Montano, que era el encargado de buscar los terrenos, se rindió. No había tantos. Y los que había los encarecieron porque sabían que Alemán era uno de los rico mac patos de Forbes. Y pensaban que era de su lana donde iba a comprar. Los brasileños si lo hicieron, cuando crearon Brasilia, en 1960, la hicieron la capital del Distrito Federal y se llevaron todo el gobierno, o lo más que se pudo. Voy a Wikipedia: “Brasilia, inaugurada como la capital de Brasil en 1960, es una ciudad planificada que se distingue por su arquitectura moderna blanca, cuyo diseño estuvo a cargo de Oscar Niemeyer. Se diseñó con la forma de un aeroplano y su “fuselaje” es el Eje Monumental, dos avenidas amplias que rodean un parque enorme. En la “cabina” está la Plaza de los Tres Poderes, llamada así por las tres ramas del gobierno que la rodean”.

A ver qué sorpresas nos da el Pejeruso en el país de las pejeilusiones, donde ahora todos somos rusos, y no por el Mundial.

www.gilbertohaazdiez.com

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje