LA APREHENSION DE KARIME

COLUMNA ACERTIJOS

MIERCOLES 30 DE OCTUBRE DE 2019

GILBERTO HAAZ DIEZ

 

 

*A veces son ilusiones pasajeras. Camelot.

 

 

LA APREHENSION DE KARIME

 

 

Por la mañana, las prensas se detuvieron, los linotipos y los tuiters y demás redes sociales, cruzaban a velocidad de Fórmula Uno la noticia de que Karime Macías de Duarte, esposa del tuitero gobernador, que al parecer ya le retiraron el teléfono porque andaba muy activo, había sido detenida con fines de extradición en Londres, con los del Reino Unido. La noticia corrió como reguero de pólvora, Ciro Gómez Leyva rectificó a los pocos minutos que, de acuerdo con el abogado defensor, Marco Antonio del Toro, ella se había presentado en forma voluntaria. El diario Reforma publica que fue detenida a petición de las autoridades mexicanas, por una petición de la Fiscalía de Veracruz, en tiempos de Winckler. El rito de las especulaciones comenzó la misma mañana de ayer, cuando se supo la noticia. Algunos dijeron que se entregaba voluntariamente, para poder ser liberada después de comparecer y venirse a México a esperar la salida del exgobernador, Javier Duarte de Ochoa, a quien los jueces han echado abajo una gran mayoría de los señalamientos que le imputaron, y piensan a la Monny Vidente, que antes de que acabe el año saldrá de prisión, Diciembre me gustó pa’ que te vayas, es la canción que entona Javier en esas cuatro paredes frías y una de barrotes con rejas. Otros aseguran que procederá el proceso de extradición y será detenida o bajo fianza. Vaya usted a saber, la política así es, de especulaciones, de jugar en el tapete verde de las apuestas, si es entrega pactada o fue detenida, al parecer ella acudió por propia iniciativa a responder los señalamientos de México, y como Jorge Winckler ya no está, pues en Veracruz no habrá quien agite esas aguas de órdenes de aprehensión. Veremos.

ENCIERREN A ESE LOCO

Uno pensaría que en los Estados Unidos, cuando los presidentes se presentan en juegos multitudinarios deportivos, no les gritarían nada, como ha ocurrido en México cuando los gobernantes bajan a inaugurar eventos, como aquel grito a Díaz Ordaz en la inauguración de la Olimpiada. Pues sucede que sí. El mismo presidente Trump, atendiendo una invitación que data desde que el beisbol se hizo amo en la afición y los presidentes de Estados Unidos iban a lanzar la primera bola, deslindó esa responsabilidad y le dijo al Comisionado que llegaría por ahí, como a eso de la fatídica séptima entrada. Le fue como en feria. Cuando lo anunciaron y en las pantallas se le vio, los gritos de la perrada no eran como los nuestros, cuando un portero despeja, ese de utttooooooo,  pero eran similares: ¡Enciérrenlo!, gritaban furiosos los aficionados de Washington. Con su bella esposa y otros funcionarios, el pelos de elote tuvo que aguantar la retahíla, más cuando el equipo local perdía.

AY ESOS DE NETFLIX

Leído en el diario El Mundo de España: Es casi una verdad universal aquello de que a Netflix no le importa que compartas tu cuenta con todo el que puedas: amigos, familiares, compañeros de trabajo… el problema es que ese mantra, que se utilizó como una forma de publicidad gratuita que le hacíamos a la plataforma de Reed Hastings, ahora no les hace la menor gracia y quieren que esas tres o cuatro personas que disfrutan del mismo plan, paguen de forma separada. Y llevamos ya algunos meses escuchando cómo ese río lleva cada vez más agua por lo que Netflix estaría cerca de dar con la clave para evitar que, lo que comenzó como una gracia promocional, se acabe convirtiendo en lo que ellos entienden como un abuso. Netflix está ‘monitoreando’ a los usuarios. Uno tiene derecho a dos o tres o más señales, cuando pagas algo así como 150 pesos, o un poco más, y luego tú le das la clave a algunos amigos y ahí nos la llevamos. Ahora Netflix quiere que se pague a todos. No mammy blue, llévensela tranquilos, los cientos de millones de usuarios, ustedes deben cuidarlos, no meterles la faca.

www.gilbertohaazdiez.com

 

 

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje