LAS CAMPAÑAS (III)

COLUMNA ACERTIJOS

JUEVES 16 DE ABRIL DE 2015

Gilberto Haaz Diez

 

*De un señor llamado Abraham Lincoln: “Aquéllos que niegan la libertad a otros no la merecen para sí, y bajo un Dios justo no pueden conservarla mucho tiempo”. Camelot

 

LAS CAMPAÑAS (III)

 

Aun no rolo por estas tierras donde la calor comienza a pegar con fuerza. Va ser un verano de fuego. Si los fríos llegaron y hubo lugares donde las tormentas de granizo convirtieron en capas de hielo nevado algunas zonas de Veracruz, sobre todo en la parte de Ixtaczoquitlán, que a veces parecía Los Picos de Europa, y otra en Rio Frío donde una vez nevó como en Salt Lake City, la tierra de los Mormones. Los de Brigham Young. Comienzo a platicar con los candidatos, uno a uno les iré buscando, andan ya del tingo al tango, de acercamiento a los votantes, llegan también los memes malos y relajientos, un video donde atizan a los candidatos del PRI, hijos del tío Fide, les llaman. Salen a la palestra Kuri, Erick, Anilú y la reina Elizabeth. Similar a aquellos que usaban a Hitler en el Bunker maldiciendo todo. Bueno, este está chistoso, aunque se acuse a secas. Hablé con Toño Tarek Abdala, va por la corona del Distrito XVII de Cosamaloapan, que incluye a Tierra Blanca, lugar donde se resuelve la votación, porque es la ciudad con más votos de todo ese Distrito. Es un Distrito grande, hay que pedalearle como romero buscando a Dios, comprende: Jamapa, Medellín, Cotaxtla (tierra de los Flores Armida), Tlalixcoyan, Ignacio de la Llave, Alvarado, Ixmatlahuacan, Cosamaloapan, Tacojalpan, Otatitlán, Tres Valles y Tierra Blanca, cuna de hombres ilustres y decimeros. Gabriel García Esquivel, jefe de prensa del candidato, envía diario su andar. Apenas se reunión con las cámaras empresariales en Tierra Blanca, y ayer mismo caminaba en Tres Valles, tierra de sus antepasados, por Campo Nuevo y Las Marías y Las Margaritas. Con sombrero de tres piedras, para cubrirse de la calor que mata. El PRI y PVEM lo impulsa y lo lleva por los senderos de la votación. Es una gente educada y respetuosa, y promete lo que se podrá cumplir. Durante meses ha caminado esos pueblos, llenos de ríos y de gente buena y trabajadora, que a veces son como los de Macondo, o como los de la vida. Tarek se perfila de cara al domingo 7 de junio, cuando se dará la madre de todas las batallas, en estos días lo alcanzo, porque me aburrí del frio japonés y europeo y madrileño, y ahora quiero la calor cuenqueña.

 

LOS HOMENAJES Y ESTATUAS

 

Ayer mismo, una foto en los diarios electrónicos de Internet, dejaban ver al gobernador Javier Duarte y al Magistrado Presidente, Alberto Sosa Hernández, y a la familia, en un homenaje al exgobernador Agustín Acosta Lagunes, un hombre que, cuando llegó a Veracruz de gobernador, presumiendo que él era el Mejoral que necesitaba el estado, para aliviar el dolor de cabeza, gobernó con sapiencia financiera. Los primeros años no hizo más obra que la de sonreír, como el payasito de Enrique Guzmán, pero a la mitad del camino, bolsista tal cual, había metido toda la lana de Veracruz a la bolsa y eran los tiempos que la bolsa del Wall Street totonaco, o sea, la nuestra, dejaba buena lana. Luego hizo obra tras obra y sacó su dinero ahorrado, bueno, el nuestro. Alguna vez, siendo Fidel Herrera Beltrán gobernador, en un Centro Banquero de México, cuando el ahora gobernador aún era el dos en el organigrama de Finanzas, la Flecha Murillo era el titular, el gobernador Herrera estaba a un lado del exgobernador Acosta Lagunes y comían cuando Duarte entró, le llamó así, a secas, el J.P. Morgan del gobierno. Quizá auguraba que Duarte llegaría a senderos altos, a auparse hasta llegar a ese asiento que ellos ya ocupaban, los de gobernador. Hace cuatro años falleció y el gobierno de Veracruz le rindió homenaje en el mismo sitio, El Lencero, una exhacienda que se convirtió en Museo, al lado de su viuda, doña Esperanza Azcón de Acosta y su hijo, un brillante abogado, Agustín Acosta Azcón, el abogado que saltó a la fama en la defensa de la secuestradora francesa, Florence Cassenz, que ahora libre quiere su mochada, mujer que hizo que un mal día el mamila presidente francés, Sarkozy, llegara con el presidente Calderón a exigir su libertad, Calderón le dijo: ‘toma paloma’, pero esa es otra historia. Acosta Lagunes es recordado en estas tierras, porque junto con el también gobernador, Dante Alfonso Delgado Rannauro crearon y le dieron belleza y lucidez histórica al Museo de Arte del Estado, sede Orizaba, que está en buenas manos, en la de la Curadora Hilda Milena Koprovitza Acuña, originaria de Monterrey e hija de un Croata. Talentosa mujer que cuida los Diegos, los cuadros de Diego Rivera que algunas veces ven amaneceres orizabeños y otras andan rolando en museos del mundo, que para eso es el arte, para que lo vean propios y extraños.

 

ESTATUA

 

La Alameda Orizabeña está siendo remozada por el Ayuntamiento del Imperio. Van bien, ahora mismo que por las mañanas camino sus calles veo un parque zoológico y un nuevo puente peatonal en la calle Norte 7, que hará cruzar hacia la Calzada Alemán. Alguna vez, con el arquitecto Isaías Álvaro Rodríguez Vivas, que era hijo consentido del barrio de la Brisa Jarocha, buen político y amigo, le sugerí que en el centro de esa Alameda, que tiene una estatua bella, de mármol y escultor italiano, impresionantemente bella del General Ignacio de la Llave, orizabeño que le legó el nombre y apellido al estado, la removieran y la pusiera a la entrada de la ciudad. Isaías me dijo, con cierto temor, que con las estatuas y con los muertos no hay que meterse. Me acordé que Agustín Acosta Lagunes en Xalapa quería modernizar una vialidad de un panteón de Palo Verde, el gobernador terminó reculando y diciendo: con los muertos no hay que meterse. No vayan a salir como los de Walking Dead, digo yo. Aunque aquí hubo un tiempo que se le ganó el espacio a una vía de la entrada a la ciudad, se removieron tumbas y nada pasó.

Visítenos: www.gilbertohaazdiez

Comentarios. Haazgilberto@hotmail.com

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje