LOS ANTIFACES YUNISTAS

COLUMNA ACERTIJOS

LUNES 13 DE NOVIEMBRE DE 2017

Gilberto Haaz Diez

 

*De Raúl del Pozo: “Sólo quien está habituado a la impunidad se sorprende cuando esta acaba. Y en democracia, tarde o temprano, o acaba la impunidad o acaba la democracia. Pocas metáforas hay más ajustadas que esa del peso de la ley”. Camelot.

 

LOS ANTIFACES YUNISTAS

 

Por sus panorámicos los conoceréis. Amaneció la campaña del primer Informe del Gobernador Yunes Linares, reviviendo un pasado tormentoso, de cárcel y antifaces. En las redes hubo quienes se pronunciaron a favor y en contra, dependiendo los sentimentalismos. Los de a favor, señalan que se lo merecen. Todos. Algunos en contra, se quejan de que a la esposa del exgobernador, no debieran meterla en el juego de los espectaculares. Las mujeres se respetaban, hasta en la antigua Roma, donde se daban con todo. Otros que le hacen a la abogacía, aseguran que eso puede ser a favor del detenido, porque su juicio aún está en resolución, y quizá la embestida haga que su abogado se queje ante la Comisión de Derechos Humanos, por aquello de la presunción de la inocencia, de que nadie es culpable hasta que te juzgan y demuestran, habría que consultarlo con el Fiscal de Hierro, Jorge Winckler, si es que no está cocinando una paella. Quien esto escribe tiene un espectacular a las puertas de su casa, cada mañana que me levanto lo veo. Grandote. Duro. Muy canijo. En fin. Más tarde comenzaron a llegar ‘memes’ del exgobernador en junta de gobierno y su staff de famosos: Carvallo, Silva, Héctor Yunes, Flavino, Mota, Erick y Tomas Ruiz, a quienes algún chistoso les puso antifaz a todos. Tengo un conocido que iba a ir a esa comida, me dijo ayer por WhatsApp que se había salvado, del antifaz. Es cosa de unos días, y amainará el temporal. Los antifaces en México son malos, se ven feos y aparecen como mapaches. Sin embargo, si se va a Venecia (que profunda emoción, recordar el ayer) es común que en las galas de picudos y adinerados, y en los carnavales se utilicen esos antifaces bellos, que los encuentra uno con los ambulantes al pie de esa hermosa ciudad, Patrimonio de la Humanidad, que está rodeada de gondoleros, que por unos cien euros te dan una vuelta en su góndola, para que te sientas como el muchacho guapo de la película. Ese carnaval es un poco más viejo que el de Veracruz, data de 1296-1706, en donde la nobleza se disfrazaba para salir a mezclarse con el pueblo. Igual un maestro de obras se codeaba con una emperatriz y los antifaces cubrían las personalidades. Desde entonces, las máscaras son el elemento más importante del carnaval. Un día Napoleón Bonaparte, todo enojado, ya saben ustedes cómo era ese hombre de carácter difícil cuando llegaba de guerrear, cuando ocupó Venecia prohibió los carnavales, porque no quería ver a nadie disfrazado y oculto, por temor a las conspiraciones y atentados. Pero luego se reinstalaron. Esas máscaras son hermosas, no como las mapacheras feas de los espectaculares. Vale.

 

EL FANTASMA BUGANZIN

 

Ayer comenzó a circular por las redes una noticia. Impactante. En una página de Internet llamada enlacecordoba.com, se da la noticia que a Gerardo Bugnza Salmerón le encontraron los sheriffes del Orfis, 100 kilos de barro, como cantara Enrique Guzmán, eran cien millones de pesos que lavaron mediante Banorte y un asesor buganzista los retiraba para living la vida loca. Gerardo es todo un caso en la política veracruzana. De funcionario de la Cervecería Moctezuma de Orizaba y luego del Grupo Alza (Álvarez Zardáin), partió a buscar el camino de la política, donde las nóminas son ricas y exquisitas, a través del PAN, partido que lo cobijó cuando el fundador promotor de ese partido en Fortín y Córdoba y Orizaba, César Leal Angulo, un hombre bueno y sabio, comenzó a reclutar gente de la sociedad civil de perfil empresarial, para llevarlos a las contiendas partidistas. Así apareció Buganza. Una mañana fue Síndico con Tomas Ríos Bernal, en su primera alcaldía; diputado federal plurinominal, senador pluri, candidato a gobernador contra Fidel Herrera Beltrán, promovido por Miguel Ángel Yunes Linares, luego, lo reclutan los rojos no de Cincinnati, los tricolores. Cae en los brazos del rojismo, cuando traiciona a Yunes Linares y de ahí su futuro fue perrón. Hasta aparecer como poderoso secretario de Gobierno de Javier Duarte de Ochoa, de donde le viene la noticia del Orfis. Cuando la nota apareció, me habló por el camino un Garganta Profunda, me dijo que eso de los 100 millones de pesos no era cierto. Que eran como 400 millones, según un infiltrado topo del Orfis, que se lo contó con la mayor discreción del mundo, con pelos y señales. Me dijo también que él cree que vengan las denuncias, aunque una facción habla de que vomitó (término de regresar dinero) con el Preciso veracruzano, quien les hace manita de puerco cada que puede y sueltan la billetiza, que por eso no pasará nada. Otro me habla de un rancho con camino todo pavimentado, en Amatlán de los Reyes. Vaya usted a saber. Luego caras vemos, corazones no sabemos, pero es un hecho que esta historia, como dicen las películas gringas: ‘To be continued’. Venga.

 

LA NEBLINA EN LA MONTAÑA

 

He escrito hasta el cansancio, que en esta temporada que se avecina el invierno, la bajada de la Cumbre rumbo a Esperanza, de Orizaba-Esperanza, es peligrosísima, la neblina envuelve todo. Escribí que esa solución está en manos del inútil secretario del socavón, Gerardo Ruiz Esparza, que desde el día que se le aparecieron los fantasmas, el presidente y Osorio Chong le ordenaron que se metiera como el avestruz y no sacara la cabeza. Los diarios locales: Mundo, Sol y Buen Tono, dieron cuenta de un accidente múltiple, esta semana que terminó, con 10 autos involucrados. Con alcances de varios autos porque, cuando la neblina llega nada se ve. Tiene solución y es económica, para lo que cobran. Poner reflejantes al piso, que son baratos, y así evitar que los automóviles o camiones o los doble tráileres, consentidos del inútil secretario, alcancen a los autos pequeños y los dejen como papillas. Es bajada donde ha habido muertes. La solución la tienen los organismos regionales empresariales: Canaco, Canacintra, Coparmex, Aievac y CCE. A ellos si les hace caso Capufe en Cuernavaca, que la dirige otro inútil, Benito Neme, del Grupo Atlacomulco, dos veces compadre del presidente Peña Nieto. Los empresarios deben ir hacia esa ciudad, una comisión a exigir que las instalen cuanto antes. Van a ver que si las ponen.

Comentarios: haazgilberto@hotmail.com

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje