PEPE YUNES EN SANTA GERTRUDIS

ACERTIJOS
Gilberto Haaz Diez

*De Julio Cortázar, en sus 100 años de nacimiento: “Cómo cansa ser todo el tiempo uno mismo”. Camelot.

PEPE YUNES EN SANTA GERTRUDIS

 

PEPE YUNES EN SANTA GERTRUDIS

PEPE YUNES EN SANTA GERTRUDIS


Mañana de viernes. Presagiaba lluvia. Orizaba y su volcán permanecen nebulosos, a veces muy londinense. Hace un tiempo, quien esto escribe y el senador Pepe Yunes Zorrilla habíamos pactado una comida en casa, con una cuarentena de amigos, venía a Orizaba a cumplir el compromiso, me dijo. Hace unos 17 años le conocí por mediación de mi hijo Juan Carlos, quien me lo presentó en comida jalapeña en ‘Asadero Cien’, ya iba busca de la alcaldía y andaba de recorrido para ser 7 veces candidato, en elecciones que comenzaron desde una suplencia hasta ser dos veces alcalde de su pueblo, Perote, y diputado federal y ahora senador de la República. José Francisco Yunes Zorrilla (Perote, Veracruz, 25 de septiembre de 1969) luce apenas al lado del presidente Enrique Peña Nieto en foto muy amigable, con los senadores del país en el festejo de las Reformas peñanietistas, donde Pepe jugó papel importante al ser brazo ejecutor del secretario Luis Videgaray, y gente de las confianzas del presidente. Sé que el presidente le llamó agradeciéndole los esfuerzos y el loobismo para aterrizar las Reformas. El cabildeo de los lobbies tiene una amplia tradición en Estados Unidos, donde su práctica ha sido entendida como una colaboración necesaria entre la sociedad y los poderes públicos para el ejercicio eficaz de la política. Se atribuye al presidente Kennedy la frase: “los lobbistas me hacen entender un problema en 10 minutos, mientras que mis colaboradores tardan tres días”.

LA LLEGADA

Llegaba según lo pactado, a Santa Gertrudis a las 3, a la casa de Luis y Marimar, egresado del ITAM y con una Maestría en la Universidad de Columbia, Pepe saludaba a los invitados, le esperaban empresarios y profesionistas, exalcaldes. Cordobeses como Guillermo Rivas Díaz, que aunque sus orígenes son de la Huaca, como el gobernador Duarte, se asiló cordobés y fue alcalde nuevemesino, como parto. Chucho Perroni, expresidente del CCE, dos notarios, Alejandro Herrera Marín con su cachorro y Carlos Cárdenas. Dos presbíteros, o Curas como quiere el Papa Francesco que se les llame. El Vocero de la Diócesis, Marcos Palacios, y Alejandro Melchor, de la Iglesia de San Juan de Dios, quien bendijo los alimentos. Transportistas como Heriberto Castelán y Carlos Demuner Pitol, propietario de 300 camiones urbanos. Los radiodifusores hermanos Domínguez Ferráez: David y Alonso, el delegado del IMSS, Jon Rementería Sempe y el decimero Héctor Lamoglia Ruiz, quien tiró una décima al senador. El periodista Alfredo Ríos Hernández y Christian Betancourt, los Chahín, uno expresidente municipal, Hugo, el otro industrial, Edgar, que con su empresa Talleres y Acero dan cientos de empleos. Los constructores Carlos Canales Freeman y Ernesto Guraieb, el farmacéutico y exregidor, Jorge Grillo Arana, el hotelero Pepe Aranda Arrojo y el cafetalero Abelardo Merino, José Luis Schettino, de su gran arrocera, otro restaurantero y escritor, Octavio Rodríguez Bravo y un expresidente de Canaco, Oscar Rodríguez Leyva. Llegó el alcalde de Orizaba, Juan Manuel Diez Francos, quien recibió loas y reconocimientos a su trabajo, llegó también Tony López Yáñez, mujer que es regidora orizabeña y se estrena como presidenta del PRI municipal, quien repartía invitaciones a su toma de protesta este domingo 7, fecha de jolgorio. Domingo 7. ‘Se salió con su domingo 7’, decían las abuelitas, aunque aquí Tony lo hace para hacerse del PRI municipal.

EN EL DIALOGO

Con todos ellos dialogó el senador de la República. Pepe agradeció la asistencia, comenzaron las preguntas y respuestas. No evadió tema. Habló del presidente y sus Reformas, donde él jugó papel importante siendo que preside la Comisión de Hacienda del Estado. De buen talante, rememoró sus inicios en la política, donde ya lleva 30 años en la misma, desde que un día se animó al aprendizaje porque la política es un camino difícil, no siempre lleno de rosas, hay ocasiones que hay que andar caminos espinados, para al final del túnel encontrar la luz. Como aquel poema de Miguel Hernández: “Rueda que irás muy lejos. Asciende, rueda, vuela. La tierra es tu caballo. Cabálgala. Domínala”. Yunes Zorrilla hablaba de eso, de sus tiempos políticos, mientras el Cheff Federico Montellano servía lasaña a la poblana y un pescado al fungi o puntas de filetes a los 3 quesos y de postre strudel de manzana con helado de vainilla. Edgar Chahín era insistente, industrial poderoso, ha estado sentado con secretarios de Hacienda y con exsecretarios, pedía salir de sus dudas. Alfredo Ríos, como buen periodista, insistía en los porqués. Las Reformas eran un todo, sin apartarse de los caminos adonde conducen las inquietudes políticas. Tres horas después, el senador recibió libros de generales, de un pariente; peticiones para que sus contactos en el ámbito federal hagan aterrizar los proyectos para esta zona, sobre todo el bulevar de Peña Nieto, obra que cambiará el rostro a la ciudad. Uno de los sacerdotes le bendijo. Se iba a otra encomienda de trabajo. Dejaba la ciudad y agradecía a la familia la hospitalidad por haberlo recibido. Afuera las nubes presagiaban lluvia. Ha llovido en esta zona, a veces croamos como ranas, pero cést la vie, diría un francés. Se acordó otra reunión similar, en un tiempo y espacio diferentes, aunque en la misma ciudad y con la misma gente, por parafrasear a Juan Gabriel.

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje