RICARDO ANAYA EN TERCER GRADO

COLUMNA ACERTIJOS

VIERNES 11 DE MAYO DE 2018

Gilberto Haaz Diez

 

*Dicen que el tiempo y el olvido son como hermanos gemelos, que vas echando de más a quien un día echaste de menos. Camelot.

 

RICARDO ANAYA EN TERCER GRADO

 

¿Meterías a la cárcel al presidente Peña Nieto?, interrogó Leo Zuckerman a Ricardo Anaya, en el Tercer Grado de anoche. Otra pregunta difícil: ¿Peña Nieto es honesto? “No es honesto”, respondió ese llamado joven maravilla, apelativo puesto por López Dóriga, que anoche se vio bien en ese programa. Muy conocedor de los temas, no evadiendo ninguna pregunta, por difícil que fuera. Ricardo Anaya Cortés (Naucalpan, Estado de México, 25 de febrero de 1979), a sus 39 años busca ser presidente de México. El único, según decía, que puede alcanzar al Ruso Andrés Manuel López Obrador. Le preguntaron el por qué no esperó seis años, teniendo la edad que tiene, y no enfrentarse a ese monstruo que se ve imbatible, como Messi cuando juega Barcelona. Dijo que era su tiempo. Alguna vez al senador John F. Kennedy, su equipo cercano le decía que aguantara un cuatrienio y se postulara en la elección que sigue. Nixon se veía imbatible y difícil, y el hombre de la leyenda de Camelot, dijo como Anaya: ‘Voy por ella ahora, es mi tiempo’. Y fue su tiempo. La ganó y la logró dejando los pelos en la cerca, casi con final de fotografía, como pretende Anaya vencer a Andrés Manuel. Anaya tiene un camino muy difícil, pero los sinuosos caminos luego traen recompensas, ganador del Debate donde el Peje sufría y se la vivía agachado buscando algo entre sus valencianas, salió de allí derrotado porque todo mundo que lo vio aseguró que Anaya fue el ganador. Se movía como pez en el agua. Preparado, poliglota, habla tres idiomas, joven maravilla, el candidato de Por México al Frente era el tercer invitado a esas series de Televisa, donde solo faltan dos, un Bronco y una Margarita. Aseguraba cada que podía: “Por supuesto que sí alcanzaré y rebasaré a AMLO. La contienda nadamás es entre dos en los próximos 54 días”. También le dijeron que era un candidato incoloro, insaboro e insípido. Y aguantó vara. No lo sacaron de sus cabales, es frío, me lo imagino como Bjon Borg cuando jugaba al tenis, y cuando Loret de Mola quería apretarlo con dichos, él respondía es tu dicho, el mío es otro. Los conocedores de las artes de los asuntos políticos, aseguran que esta es una contienda solo entre dos. AMLO y Ricardo Anaya. Pepe Meade se rezaga y no levanta, carga una loza muy pesada por cómo se comportó este gobierno, en asuntos de corrupción e impunidad. Anaya lo sabe, lo grita a los cuatro vientos y lo navega por los 7 mares, por eso pide ese voto útil, que no lo regalen, que se lo aporten a él. Sabe que el pleito por la silla presidencial es entre dos. Leo Zuckerman lo apretaba a qué soltara un nombre para el Gabinete, no quiso decir ninguno, como los mariachis, callaron. Y él calló. Y pues ahí van. A ver qué ocurre en los días siguientes. Por lo pronto, como en el Debate, salió bien librado. No hubo pregunta que no le entrara, incluidas aquellas del mitote que le armó la PGR, a la que acusó de canallada orquestada desde la presidencia, aseguró.

 

ESOS DE LA MANADA

 

No crean que me refiero a los políticos, por eso de la Manada, ni tampoco a los candidatos que recorren el país queriendo ser presidentes. O gobernadores o diputados. Menos a los congresistas que, en el Senado, abortaron la nueva ley del Fuero, es decir, que nadie tuviera Fuero en este país. La Cámara de Diputados lo aprobó y cuando pasó al salón pleno de senadores, los del PRI la echaron pa’ atrás. La abandonaron, como se abandonan los zapatos viejos, decía Joaquín Sabina. En España se les armó un zipizape. Un tema que trae a las mujeres encabronadísimas. Mientras en Venezuela encabronar es gustar y enamorar, en España, bendita tierra, se debe decir igual que en México, por el enojo. La historia es que hace un tiempo, en los Sanfermines, donde sueltan a los toros y todos huyen, un grupo de cinco hombres fueron acusados de violar a una joven de 18 años. Los apañaron. Se fueron a juicio y apenas hace unos días les han endilgado apenas 9 años de prisión, y las mujeres del mundo, no solo las de España, agarraron sus protestas y tienen a ese país en vilo. No les tipificaron violación sino solo abuso sexual. Y los jueces no saben dónde meterse. Han recogido las mujeres un millón de firmas en 24 horas. Y gente de primer nivel, como Ana Botín, han dicho que “El veredicto de la Manada es un retroceso para la seguridad de las mujeres”. En España les ha dado mucho por los feminicidios y por golpear a las mujeres, como aquí en México el deporte es desaparecer jóvenes estudiantes. El mundo no anda en paz. Cuando Dios creó aquella Arca en aquel Diluvio, debió haber permitido que solo la abordaran y se salvaran los animales. La raza humana cada día es más despreciable con estos actos bochornosos a las mujeres en muchos lugares del mundo. La indignación con la decisión de considerar lo sucedido como abusos sexuales y no como agresión (violación) se reflejó en nuevas manifestaciones en muchas ciudades, con lemas como ‘No es abuso, es violación’ y ‘Estos jueces no nos representan’. También en las redes sociales. Como ejemplo, en la plataforma Change.org la solicitud de inhabilitar a los magistrados rebasó el millón de adhesiones. Cada mujer representa a todas las mujeres del mundo.  Y hay que dejarlas en paz. No tocarlas, no maltratarlas, respetarlas.

www.gilbertohaazdiez.com

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje