SABES QUIEN VIENE A CENAR

COLUMNA ACERTIJOS

MARTES 12 DE OCTUBRE DE 2021

GILBERTO HAAZ DIEZ

 

 

*Hoy es 12 de octubre, Día de la Raza, en homenaje a Cristóbal Colón, cuya estatua de Reforma, la Sheinbaum quiso enviar al basurero de la historia. Camelot.

SABES QUIEN VIENE A CENAR

La escena podría llamarse, Ya llegó el que andaba ausente o ¿Sabes quién viene a cenar?, como aquella cinta del Oscar de Sidney Poitier. O quizá  el Lozoyagate. Sucede que hace unos días, la periodista Laura Mendoza, captó al impostor, pillo, corrupto y soplón exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, en una cena en un restaurante japonés llamado Hunan, uno de comida china que tiene varias sucursales. De los picudos, nada de garnachas como las que come el presidente en giras, ni tlayudas ni birrias ni esos pozoles tabasqueños. Lozoya siempre fue un self made man, un hombre hecho a su medida, muy pipirinais en el vestir y en el comer y en trasladarse siempre en aviones privados de la petrolera, con los cargos del gobierno y mamando de las nóminas que da la patria a sus hijos preclaros. No se supo, cuando le tomaron la foto, si llevaba el grillete que la FGR le puso como condición de que, al ser soplón y traidor, debía permanecer en su casa. Pero como vienen los Halloween se dio una escapada a ese lujoso restaurante donde, no se supo si pidió la champaña, pero seguro que así fue. Lozoya llegó extraditado de España, con la condición que, sería testigo protegido y meterían a la cárcel a Videgaray y a parte del gabinete de Peña Nieto. Al expresidente no, porque ese tiene un pacto con tinta sangre del corazón con AMLO, de intocable y de impunidad. La complacencia que tiene Gertz Manero sobre este hombre, llama la atención de propios y extraños. Las redes sociales, donde se dan las batallas políticas, ardieron en insultos al protegido. El presidente AMLO salió a medio defenderlo: “Es legal pero es inmoral su salida. Es una imprudencia, para decir lo menos, o un acto de provocación, porque este señor fue director de Pemex y está como testigo protegido”. Vicente Fox, tuiteo: “Mientras unos cenan en restaurantes de lujo, otros cenan atole”, Y abundó: “Si eres criminal y te está buscando la justicia, aprovecha la Oferta Lozoya. Échale la culpa a Anaya, Meade o Calderón y te perdonamos tus delitos, te respetamos tus bienes y podrás darte la gran vida”. Felipe Calderón, retuiteó uno de Gabriel Guerra: “Muy buenos días a todos desde un país en el que el arraigo domiciliario incluye el ir a restoranes de lujo, siempre y cuando ‘solo’ hayas saqueado a PEMEX y, por lo tanto, a la nación”. “… Y haber mentido para acusar calumniosamente a quienes el presidente nos considera adversarios”, agregó Felipe Calderón al mensaje de Guerra. Otro affaire de la política de la 4T. Cosa rara que no le hayan gritado a este corrupto. Cuando el expresidente José López Portillo, como expresidente quería salir a cenar, comenzaban a ladrarle en los restaurantes, por aquello de que defendería el peso como un perro. Y optó mejor por cenar en casa. Cosas veremos, mío Cid.

EL ANIVERSARIO DE GUTIERREZ PRINCIPE.

A los amigos se les recuerda día a día, o año con año cuando cumplirían sus onomásticos. Uno de sus familiares me recuerda que hoy sería su cumpleaños 88, si la muerte no se le hubiera atravesado y pisara su huerto, como cantaba el poeta. El ingeniero Luis Gutiérrez Príncipe fue un empresario orizabeño que aquí invirtió todo su bien ganado dinero, creador del Toreo de Orizaba, y la hotelería y elevó a los altares de la buena comida al restaurante Romanchu, donde cada domingo que había corridas de toros, allí la gente de fuera se arremolinaba por aquellos legendarios langostinos. Ganador de premios nacionales de vivienda, al ser un gran constructor para Infonavitt. Dejó huella en su caminar. Esa plaza de toros que él construyó, al ser amante de la tauromaquia, debía llevar su nombre en homenaje a su carrera como buen empresario. Fue un tiempo servidor público, sin cobrar sueldo le sirvió a su amigo, el alcalde Enrique García Vera, desde Obras Públicas, donde encementaron un montonal de calles. Yo lo recuerdo en aquellos convivios de los ‘juebebes’, que se hacían en Romanchu, donde platicábamos a placer y en esas tardes de toros donde con los toreros grandes, todos ellos pisaron este Toreo, le daba vueltas al redondel partiendo plaza, en el gran reconocimiento a su esfuerzo por traer los toros a Orizaba. Toreo de La Concordia, que le inauguró el gobernador Patricio Chrinos Calero en 1994, Desde aquí, a lo lejos, y esté donde esté, porque seguro está con Dios pues fue un hombre bueno y generoso con la gente más necesitada y siempre apoyando las mejores causas orizabeñas, le envío una oración plena por su descanso eterno, y me apego a aquella cita de la escritora Leila Guerreiro: “Todavía me duele la muerte de algunos a quienes nunca di señales de que su muerte iba a dolerme. Los extraño vivos”.

Sigue descansando en paz, querido Luis.

www.gilbertohaazdiez.com

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje