SEIS CONSEJOS PARA LOS HIJOS

GetAttachment

COLUMNA RETRATOS

VIERNES 21 DE AGOSTO DE 2015

Gilberto Haaz Diez.

PUBLICADO EN EL SEMANARIO CENTINELA

 

SEIS CONSEJOS PARA LOS HIJOS

Hay una página en Internet llamada El Huffington Post, un diario cibernético. Está en español. Es muy leída y afamada. Wikipedia: The Huffington Post fue lanzado el 9 de mayo de 2005, como un colector de comentarios y una alternativa «liberal» (en el sentido estadounidense del término, más cercano al socialismo que al liberalismo) y progresista al conservadurismo de los agregadores de noticias. Allí leí Seis consejos a los Hijos. Lo comparto.

No le debes nada a nadie.

Tienes una responsabilidad principal: la de ser parte de un cambio positivo en este mundo. Si no estás de parte del cambio, estás en su contra. Le debes a todo el mundo (incluso a ti mismo) un mínimo de amabilidad, compasión, paciencia, respeto y empatía.

El respeto se gana, no te lo regala nadie.

Es una cuestión parecida a la de «¿qué fue primero, el huevo o la gallina?», solo que más ridícula. ¿Acaso tendrías que esperar a que alguien se ganara tu respeto antes de que tú le respetes? ¿Deberías dar por sentado que nadie va a respetarte hasta que te hayas ganado claramente su respeto?

Sé tú mismo y de inmediato los demás se darán cuenta de tu intelecto, tu talento y tu encanto.

Hay otras sabias recomendaciones que dejan a esta en el ridículo: sal de tu zona de confort; haz notar tu presencia; aprende cuándo ser pelota y cuándo ser crítico. Si nunca preguntas, la respuesta siempre será «no».

El trabajo duro tiene recompensa.

Menos cuando no lo tiene. En ocasiones, el más duro de los trabajos y el más diligente de los esfuerzos cosechan el más miserable de los resultados: nada. La vida es injusta a veces. Sin embargo, tienes que dar el callo igualmente porque, eso sí, si no te esfuerzas, NUNCA habrá recompensa.

Tienes que perseguir la carrera de tus sueños para poder ser feliz.

Busca a quince personas y pregúntales si tienen el trabajo de sus sueños. Luego, pregúntales si son felices con sus vidas. Las respuestas te sorprenderán. No todo el mundo necesita una carrera maravillosa y gratificante para poder tener una vida feliz. Algunas personas trabajan en lo que siempre habían querido y son miserables. Algunas personas tienen un trabajo cualquiera y, aun así, viven unas vidas espectaculares y satisfactorias

¡Eres especial!

No eres ni mejor ni peor ni más ni menos que cualquiera de este mundo. Todas las personas que conoces son mejores que tú en alguna cosa. Todas las personas que conoces tienen que esforzarse al hacer cosas que a ti te resultan facilísimas. Usa tus puntos fuertes para hacer de este mundo un sitio mejor, más placentero (porque cuando es mejor para los demás, también es mejor para ti). Pide ayuda y acéptala cuando la necesites. Nunca te comportes como si cualquier persona, tarea o circunstancia estuviera por encima o por debajo de ti.

*La foto que ilustra este RETRATOS, es de los hijos de madres y padres mexicanos, los Heroicos Cadetes del Colegio Militar, quienes cuidan a la patria.

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje