SEVILLA (DIA UNO)

COLUMNA ACERTIJOS

MIERCOLES 25 DE MARZO DE 2015

Gilberto Haaz Diez

 De Federico García Lorca: “Porque tú crees que el tiempo cura y que las paredes tapan, y no es verdad, no es verdad”.

SEVILLA (DIA UNO)

Vengo unos tres días a Sevilla, antes de que llegue la Semana Santa que los locochones de Podemos, nuevo partido político español, quieren desaparecer como festividad religiosa. Ver para creer. Y que el mando no esté en manos de la iglesia, seguro que en manos de ellos. A recordar al Cristo de los gitanos, según poema de Antonio Manchado que cantó Juan Manuel Serrat, en sus Cantares: no quiero cantar ni quiero, a ese Jesús del madero sino al que anduvo en la mar. Acercarme, si hay tiempo a Granada, manola cantada, allí donde el mismo poeta legó a la humanidad, esa poesía: El crimen fue en Granada: “Se le vio, caminando entre fusiles,  por una calle larga,  salir al campo frío, aún con estrellas de la madrugada.  Mataron a Federico, cuando la luz asomaba. El pelotón de verdugos no osó mirarle la cara. Todos cerraron los ojos; rezaron: ¡ni Dios te salva! Muerto cayó Federico

—sangre en la frente y plomo en las entrañas— … Que fue en Granada el crimen  sabed —¡pobre Granada!—, en su Granada. Voy trepado en el AVE, el tren de alta velocidad. En unas dos horas y pico, casi tres, estaremos en esta parte del sur, bella, Patrimonio Cultural de la Humanidad. A quien la UNESCO cuida y conserva, la cuarta ciudad de España después de Madrid, Barcelona y Valencia. Y la 31 de la Unión Europea, con casi un millón y medio de sevillanos y sevillanas (me Afoxé) Esa la tercera ciudad más visitada después de Madrid y Barcelona. La primera vez que llegué, hace años, bajé del tren AVE y un taxista hablaba a mil por hora, como los nuestros jarochos, apurado le captaba, a mil por hora hablan y viven A ver su rio Guadalquivir y su Torre del Oro y la Maestranza, la plaza de toros que demoró unos cien años en ser construida, y que una vez descubrí por accidente, sucede que caminaba y me topé con unos toreros que bajaban de un auto, caminaron y enfrente ahí la tenía, bella como esa plaza de toros sevillana. Suele llamarse plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, pero la perrada la conoce como La Maestranza. Le caben 12 700 taurófilos y aquí anduvo varias veces el ingeniero Luis Gutiérrez Príncipe, gran y querido amigo a quien no veo hace tiempo, que llevó toros a Orizaba en una plaza que es orgullo de México. Platicamos ciertas veces de esta que llaman La Catedral del Toreo, la plaza sevillana. Se empezó a construir en 1794, ah, y si alguien la quiere comprar, de esos nuevos mexicanos ricos o dirigentes corruptos petroleros, no se puede, está declarada Monumento.

EN EL AVE

Parto la mañana que Madrid amanece triste. No solo por la lluvia y el frio, ha perdido el Real Madrid el clásico pese a que, en el primer tiempo, jugaron como nunca. Vieja tesis mexicana. Así es el fútbol. Lo único cierto es que en ese partido, que seguro en México rompió audiencias, porque a estos dos, Barcelona y Real Madrid le siguen ya muchos más mexicanos que a las Chivas, otrora leyendas. Andalucía tuvo elecciones. Ganó el PSOE, han derrotado al partido del presidente Rajoy (PP), pese a que el barbón se fue a hacer campaña a tierras andaluzas. Aquí lo permiten, a diferencia de México donde atan al presidente y a los gobernadores y no los dejan ni siquiera respirar, aquí hacen campaña con el permiso de la Constitución, y de las leyes. Irrumpió un nuevo partido, el Podemos, lograron 15 escaños, que no es cosa menor, y su candidata se entristeció porque ese partido tenía como bandera evitar los desahucios en España. Esa cruz clavada para mucha gente, cuando los banqueros comenzaron a prestar dinero para que se hicieran de nuevos pisos, y a diferencia de nuestra crisis donde llegó un Fobaproa a defender a los panzones banqueros, aquí les pidieron por garantía otra propiedad, que normalmente fue una casa o propia o de algún padre o madre. El banco llegó y no solo les arrebató el bien adquirido, lo recuperó, pues, no, fueron por las garantías de depósito y en la tele por la mañana es común ver como la Guardia Civil llega a arrastrar a quienes allí viven, y los vecinos salen a defender este desahucio, que mucho avergüenza a España, una democracia naciente (1974), que ha llegado a dejar sin techo a sus hijos, todo por proteger a estos banqueros inmorales. Bien lo decía Groucho Marx: ‘Un banquero es un señor que nos presta un paraguas cuando hace sol y nos lo exige cuando empieza a llover’. Así andan en esta España, con desahucios inmorales, muy inmorales.

LA CAMPIÑA

El tren sale puntual de Atocha. El Buenavista español. Como todos estos trenes que opera RENFE (Red Nacional de Ferrocarriles Españoles), lo que México un día perdió en sus trenes, el mundo los recupera. Los trenes rápidos, donde las máquinas y el hombre taladran montañas y emparejan caminos para que puedan tomar velocidades de despegue de avión. Este sale puntual. Nomás arrancó y fui a su carro comedor por un café y un chesco. El GPS de la tele nos informa que, en algunos tramos, va a 298 kilómetros por hora, velocidad que adentro no se siente. Veo su campiña, nada que rivalice con la gran campiña de la Cantabria, del Norte de España, donde el, huamachito florece y el Cocido Montañés es lo máximo. Leo el diario El País, y pronto leeré el ABC el gran diario que en Sevilla y Andalucía se magnifica, fundado por Don Torcuato Luca de Tena. Antonio Navalón hace la mejor explicación del populismo en Venezuela. Comenta y escribe que Hugo Chávez quiso vengarse de los venezolanos dejando en el poder a su chofer, como Tiberio una vez se vengó de los romanos cuando les dejó a gobernar a Calígula. Más o menos una explicación paralela contundente.

Visítenos: www.gilbertohaazdiez.com

Ningún comentario aún

Comentarios

Mensaje